splash
CNT Palencia
Federación local de Palencia

Ateneo Libertario “Eduardo de Guzmán”

Escrito por CNT Palencia el 31st marzo 2019

Ciudad de Palencia – Memoria Histórica – ALEG (CNT) – Proyección y debate del documental EL SILENCIO DE OTROS. Viernes 5 de abril de 2019 a las 19.30 horas ‘El Silencio de Otros’ (2019) revela la lucha silenciada de las víctimas del régimen franquista, que continúan buscando justicia hasta nuestros días. Filmada a lo largo […]

 

Villalar 2019: En el campo y en la ciudad, ¡en pie, pueblo obrero!por Prensa y ComunicaciónManifiesto de CNT para Villalar 2019

Escrito por CNT Palencia el 19th abril 2019
Villalar 2019: En el campo y en la ciudad, ¡en pie, pueblo obrero!por Prensa y ComunicaciónManifiesto de CNT para Villalar 2019.Dejando de lado los procesos de enfrentamiento nacionalista que copan buena parte de los medios de comunicación, podemos llegar a discernir otras luchas que se abren paso desde la razón y la dignidad, llenando de esperanza y de ilusión el largo camino que conduce, de una forma clara y limpia, hacia el desarrollo de ese mundo nuevo que anhelamos la inmensa mayoría de los seres humanos.El ejemplo de las mujeres : convocando junto al sindicalismo combativo la segunda Huelga General Feminista el pasado 8 de Marzo, llenando las calles de gritos en favor de la igualdad social y económica y rompiendo las cadenas y el yugo patriarcal, herencia del franquismo más oscuro.El ejemplo de los pensionistasque contra viento y marea, sobre todo en la provincia de Vizcaya, denuncian la vuelta de tuerca con la que pretenden acabar con el sistema público de pensiones, ahondando en su privatización y en la exclusión de buena parte del conjunto de la clase obrera. Egoísmo al fin y al cabo disfrazado de modernidad.El ejemplo de la Iberia interiorllena de cultura y resistencia pero también despoblada, abandonada por las instituciones, que se ahoga en una agonía que debería avergonzar a toda la clase política por las décadas y décadas de inanición de políticas reales que lleven al necesario vuelco de la situación.En momentos políticos donde la crispación es el pan de cada día, donde el discurso del odio y del miedo se instala en la agenda política, es más necesario que nunca echar la vista atrás.  Se cumplen 100 años de la huelga de la Canadiense. Este sindicato y el conjunto de clase obrera barcelonesa consiguieron la jornada de ocho horas. Este logro no estuvo exento de violencia contra el movimiento obrero y de criminalización desde el poder económico.  La consecución de la jornada actual,  por lo tanto,  no fue obra de ningún gobierno, ni siquiera de un proceso de justicia o de humanidad amparado por la patronal catalanaFue, sin duda, una conquista arrancada mediante la huelga como herramienta de transformación. Esta victoria no se puede empañar, ni siquiera esconder, pues pervive en la retina de todas y cada una de las personas que, aparte de memoria, tenemos conciencia de clase.Y ya que hablamos de memoria en esta vieja península, no está de más recordar que quienes cargan contra el régimen del 78 – aunque razones no falten- son los mismos que llevan cuatro décadas viviendo de él. Quienes quieren derribar este régimen, lo único que pretenden es construir otro similar.  Los que manipulan la historia para adaptarla a sus respectivos intereses, son los primeros que se olvidan que existe un «pueblo trabajador», que es el que verdaderamente ha soportado todas y cada una de las agresiones del estado o del capital. En definitiva, transversalidad de la que hace gala la izquierda que jamás señalará al sistema económico capitalista como el auténtico motor de la explotación contra las masas trabajadoras – al margen de la forma de estado que esta adopte-.No es baladí el resultado de una transición que nos impuso una monarquía anacrónica y, sobretodo, una organización económica basada en la delegación total de nuestras decisiones. Este modelo tiene una incidencia negativa en los puestos de trabajo, que adolecen de una falta atroz de libertades, convirtiéndoles en un lugar donde se asesinan –literalmente- nuestros derechos más elementales.Para dar la vuelta a todo esto ya no vale depositar un voto al partido o sindicato que nos parezca menos malo, eso no es el freno a la extrema derecha que nos quieren vender. Fortalecer el movimiento obrero para que tenga capacidad de respuesta ante las agresiones que están por venir, será fundamental para, como decían los viejos castellanos, poder «dar la vuelta a la tortilla». – Valladolid, primavera de 2019.¡Os esperamos en Villalar!
Artículos similares
Archivado en Noticias

Deja un comentario

AntispamWordPress CAPTCHA


Animated Social Media Icons by Acurax Responsive Web Designing Company
Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On YoutubeVisit Us On Google PlusVisit Us On Instagram