splash
CNT Palencia
Federación local de Palencia

Ateneo Libertario “Eduardo de Guzmán”

Escrito por CNT Palencia el 7th octubre 2018

Palencia y Villada – JORNADAS SOBRE MEMORIA HISTÓRICA DE CNT – Octubre a diciembre de 2018 ——————————————- Viernes: 19 de octubre de 2018. A las 19.30 horas Presentación de las Jornadas sobre Memoria Histórica de CNT Palencia a cargo de Pablo Martín Domínguez, militante de CNT Palencia, profesor de Historia y Doctor en Antropología A […]

 

Alabarricadas.org – Congreso Anarquista Internacional de Carrara de 1968. El anarquismo delante del espejo

Escrito por CNT Palencia el 20th septiembre 2018

Enlace original: http://www.alasbarricadas.org/noticias/node/40594

Se cumplen 50 años de la creación de la Internacional de Federaciones Anarquistas (IFA) en el congreso celebrado en Carrara entre el 31 de agosto y el 5 de septiembre de 1968. Pero el congreso no es únicamente recordado por ese motivo, sino también porque se escenificó un enfrentamiento entre distintas concepciones del anarquismo.

En su organización se tomaron dos decisiones sin precedentes en congresos internacionales:

  1. No sería abierto a todos los anarquistas, sino restringido federaciones nacionales.
  2. Se invitaría a la prensa.

Unido a que se invitó como observadores a algunas figuras del movimiento estudiantil, se esperaba que fuera una promoción de la vertiente del anarquismo que seguía la tradición de las últimas décadas frente a las tesis sesentayochistas, que proponían una renovación del movimiento revolucionario en general.

El resultado no fue exactamente el que se buscaba.

Situación del anarquismo en 1968

Frente al teatro donde se realiza el congreso

El anarquismo es un movimiento que había perdido fuerza progresivamente entre el triunfo de la revolución rusa y la victoria de Franco en España. A pesar de un breve período de vitalidad después de la II Guerra Mundial, en los años 50 volverá a quedar en el olvido. Además lo atraviesan distintas tensiones internas que se van a reflejar con fuerza en el Congreso de Carrara.

El principal debate que viene arrastrando en las últimas décadas es entre una línea humanista y culturalista y otra más orientada a la lucha de clases. Por un lado, individualistas, librepensadores y activistas culturales y por el otro anarcosindicalistas y anarcocomunistas. Los primeros son partidarios de organizaciones muy laxas o de la federación de síntesis, donde según teorizó Sebastien Faure en los años 20, debían tener cabida todas las tendencias del anarquismo. Los segundos de organizaciones más estructuradas, con comités que no sean meras oficinas de correspondencia y con estrategias de acción compartidas, como son el anarcosindicalismos, la mayoría de corrientes anarco-comunistas o el conocido como plataformismo.

Pero como se evidencia a partir de mayo de 1968, en los últimos años han surgido nuevas polémicas (o se han reeditado las del siglo XIX). Sobre todo en Europa occidental, EEUU y Canadá, Parte de la juventud anarquista rechaza que las organizaciones impulsen las luchas, sino que considera que son las propias luchas las que crean las organizaciones cuando son necesarias y no bajo la bandera de una ideología concreta. Unido a una tendencia a la acción y dar importancia a la transformación de la vida cotidiana, surge entre la juventud una corriente espontaneísta transversal a toda la izquierda. Era una característica generacional, propia de aquella juventud nacida en la postguerra que ahora llegaba a la madurez, y que lo hacía en una incipiente sociedad de consumo y un estado paternalista. Los análisis de la Escuela de Frankfurt, de cierta sociología (Lefevbre, Bourdieu, Baudrillard), de los situacionistas,… influyeron en la creencia de que era necesaria una renovación teórica y práctica de los movimientos revolucionarios.

Otro punto de controversia con la juventud es el marxismo. No sólo existía la URSS y el Komintern; la juventud libertaria coincidía con la marxista en las luchas estudiantiles, antirepresivas y anti-imperialistas, también compartían, como hemos visto, ciertas inquietudes teóricas. Hechos como la Revolución Cultural China, la guerra de Vietnam y la Revolución Cubana hacía que muchos vieran con buenos ojos ciertas corrientes marxistas, incluso que se pudiera superar la división anarquismo-marxismo.

Principales organizaciones anarquistas

La Federación Anarquista Ibérica es una de las organizaciones anarquistas de mayor prestigio, pero el anarquismo español en el exilio está dividido. Las Juventudes Libertarias (FIJL) han roto con el Movimiento Libertario Español por desavenencias sobre cómo se han llevado la lucha contra Franco, formando el Grupo Primero de Mayo, que continúa la acción militante. Además hay una Federación Local de la FAI de París lleva cuatro años repudiada por la organización.

La Fédération Anarchiste (francófona, FA) se funda en 1945. En 1953 corrientes plataformistas de su interior la llevan a conversión en la Fédération Communiste Libertaire (que no durará debido a la represión por su apoyo a la independencia de Argelia) y el mismo año se refunda en un formato estrictamente de síntesis, refractario a las corrientes anarco-comunistas. La Union des Groupes Anarchistes-Communistes (UGAC) permanece en la FA como tendencia sólo del 62 al 64. En 1967 se forma otra tendencia anarco-comunista, la Organisation Révolutionnaire Anarchiste (ORA), en este caso animada por algún veterano y principalmente jóvenes muy activos en mayo del 68 que estableció su cuartel general en la Sorbona.

El conflicto en el anarquismo español hace que los anarquistas franceses más partidarios de la acción no vean con buenas ojos a los comités de la CNT y la FAI. En mayo de 1966 una quincena de grupos anarquistas franceses, así como la FA de París y la Union des Groupes Anarchistes-Communistes firman una circular contra la CNT española a causa de unas declaraciones reprobatorias del secuestro de el monseñor Ussía (consejero eclesiástico de la embajada en el Vaticano) en Roma por el Grupo Primero de Mayo. Encabeza las firmas el grupo que anima la revista Noir et Rouge desde 1956 (en el que participa durante un tiempo Daniel Cohn-Bendit), y también se encuentra Liasons des Etudiants Anarchistes (en la que además de Cohn-Bendit militan Jean-Pierre Duteuil y Tomás Ibáñez). Es decir, entre las firmas están los jóvenes anarquistas que participarán decisivamente en el Mouvement du 22 Mars, de tendencia espontaneísta en el que coinciden con jóvenes marxistas opuestos al PCF y cuyas acciones serán las detonadoras de las revueltas de mayo del 68 en París.

Tercera Conferencia Nacional de GAAP, Livorno, septiembre de 1953

La Federazione Anarchica Italiana se funda en 1945 siguiendo el pacto federativo de Malatesta, una variante de la organización de síntesis. En seguida surge, en un proceso similar al ocurrido en Francia, una tendencia plataformista que es expulsada en 1950 formándose los Gruppi Anarchici di Azione Proletaria (GAAP). La FAI en su congreso de 1965 sufre dos escisiones, una protagonizada por un grupo de individualistas pro-acción cultural y opuestos al anarcosindicalismo que forman los Gruppi di Iniziativa Anarchica y otra escisión proveniente de los grupos juveniles anarquistas federados que pretenden renovar teóricamente el anarquismo y proponen su organización en base a grupos de afinidad.

En 1963 se refundó la Anarchist Federation of Britain en el Reino Unido. Pero sus miembros, que alcanzan más de 60 grupos en 1968, son incapaces de ponerse de acuerdo en el modelo organizativo —que se mantiene muy laxo— y en la estrategia de acción. El mayor elemento aglutinador del movimiento anarquista de la isla son las revistas: la veterana Freedom y la más teórica Anarchy.

El anarquismo está presente en mayor o menor medida en todos los países de Europa no comunista y de América, en este último caso, muchas veces animado por el exilio libertario español. Pero al igual que las federaciones importantes, en muchos casos habían restringido sus actividades organizativas a la producción y distribución de propaganda y la organización de encuentros sociales.

Preparación del Congreso

En 1966, a iniciativa de la FA Italiana se comienza a organizar un congreso anarquista internacional que tenga como principal objetivo la creación de una internacional de federaciones anarquistas. El comité organizador lo formaban, Umberto Marzocchi, de la FA Italiana, Federica Montseny y Mariano Ocaña, de la FA Ibérica, Guy Malouvier de la Fédération Anarchiste  (tendencia ORA) y Georges Balkanski, de la Unión Anarquista Búlgara en el exilio.

Antonio Cardella, Umberto Marzocchi y Alfonso Failla en el estrado

A diferencia del Congreso de Londres en 1958, en esta ocasión no se iba a permitir la asistencia ni de individualidades ni de grupos no federados, únicamente la de una federación por país. Se pretendía conseguir con ello que el congreso fuera efectivo, llegar a resoluciones conjuntas y que estas se pusieran en práctica, evitando un foro en el que cada cual cuenta lo que le parece y después cada uno se iba a su casa. Esto era un problema porque en la mayor parte de los países el movimiento anarquista no estaba estructurado en una única federación nacional y si existía ese tipo de federación, en ningún caso representaba al movimiento libertario al completo.

La exclusión de ciertas organizaciones y en la práctica, tendencias, fue muy polémica. La FL de Londres, que fue la que se encargó de los asuntos del congreso por parte de la organización británica se opuso a ello en todo momento. La FA francesa, que había aceptado participar en 1966 celebra un congreso extraordinario los días 29 y 30 de junio de 1968 y toma una decisión salomónica propia de su concepción sintetista de la organización: Cada fracción puede hacer lo que quiera. Una participará muy activamente en el congreso y otra acudirá a Carrara para leer un escrito de protesta.

La organización del congreso invita como observadoras a figuras mediáticas de la nueva contestación juvenil, como Rudy Dutschke y  Cohn-Bendit. Paralelamente, grupos de anarquistas españoles en el exilio como la FIJL y la FFLL de París, o franceses como el Noir et Rouge y Mouvement du 22 Mars (que habían tenido gran proyección en mayo de 68 y el último contaba en sus filas con Daniel Cohn-Bendit) intentan hasta el último momento acudir al congreso. Esto lleva a una reunión de urgencia del comité organizador los días 29 y 30 de junio de 1968 que sólo acepta a los grupos franceses y como observadores.

El congreso

La localidad escogida para el congreso es Carrara, una pequeña ciudad toscana entre Génova y Florencia famosa en el mundo entero por la calidad del mármol que sale de sus canteras. Lo que no es tan conocido es que los canteros que extraen el mármol que adorna palacios y templos religiosos, además de presuntamente descendientes de esclavos cartagineses, son en su mayoría anarquistas desde que llega la primera Internacional. En la localidad las elecciones las ganaba entonces, a pesar de la gran abstención —o quizá gracias a la misma—, el Partido Comunista Italiano (hoy el alcalde es del Movimiento Cinco Estrellas).

Stuart Christie (Londres, 1968)

Comienza el sábado 31 de agosto y Carrara se llena de anarquistas y de periodistas. La mezcla de veteranos militantes en su cincuentena o más con jóvenes que en muchos casos manifiestan una actitud provocadora y en alguno visten de forma bohemia no causa ningún problema a sus habitantes. Como relata Stuart Christie:

En la ciudad y los pueblos de alrededor eran tan habituales los anarquistas y las actividades anarquistas que pocos prestaban atención a la cantidad de revolucionarios internacionales de todo el mundo que se apiñaban el las calles. Vinieron desde Corea y Nueva Zelanda, desde la Patagonia, Bolivia y Montreal. Parafraseando a Michael Caine en la películoa Zulú («¡anarquistas! ¡montones de ellos!»”. Hasta que visité Carrara pensaba que la típica imagen de un anarquista en una larga capa negra, con una corbata de lazo al cuello y con un sombrero de grandes alas era una caricatura creada por la prensa amarilla —hasta que visité Carrara. Aquí el disfraz era de rigour. Era el equivalente toscano del kilt. Los habitantes que no eran firmemente anarquistas, eran al menos simpatizantes, especialmente porque los partisanos anarquistas habían liberado el lugar al final de la II Guerra Mundial.

Stuart Christie acude al congreso como delegado de la AF Británica. Colaborador de la lucha antifranquista tras participar en una acampada libertaria en Francia, es arrestado en 1964, con 18 años, por trasladar explosivos destinados a atentar contra Franco. Condenado a muerte, se le conmuta la pena por 20 años de prisión debido a la presión internacional y a los tres años sale libre. En su país tiene mucha atención mediática y mantiene una gran actividad en apoyo a los presos libertarios en España. Pero la estrella indiscutible es Daniel Cohn-Bendit, «Dani el Rojo», conocido internacioalmente por su participación en el mayo parisino. Siempre está rodeado de un grupo de amigos, que se enfrentan a los periodistas que se le intentan acercar. Su fama en ese momento produce una escena surrealista: el comisario de policía de la ciudad accede a pagar la cena de todos los comensales con los que está Daniel Cohn-Bendit a cambio de su autógrafo.

Foto: Interfotoflash press

El congreso tiene lugar en el Teatro degli Animosi(Teatro de los Valientes). Pequeño, de 440 asientos, estilo neoclásico, construido en 1840 y que no está en las mejores condiciones. El orden del día es claro, orientado a obtener una serie de resoluciones que vienen ya muy trabajadas y que pretenden dejar claros los principios básicos del anarquismo y su oposición al marxismo. También se tenía la esperanza de que los medios de comunicación convocados se hicieran eco de estas posturas. Es por ello que los dos primeros días serían abiertos a la prensa, algo inusual en un congreso anarquista. El otro objetivo es la creación de una organización internacional de federaciones anarquistas. En su preparación han participado 34 países y 18 mandan representación al mismo.

Stuart Christie, cumpliendo los acuerdos de la AFB, acoge como delegados británicos a todos aquellos que sólo se les había permitido acudir como observadores, dándoles así la posibilidad de tomar la palabra. Por lo tanto Cohn-Bendit no asiste como mero observador.

Sesiones de mítines abiertas. Todo normal, o casi

Acto festivo en el 1er día del congreso

El congreso comienza la mañana de sábado 31 en sesión abierta a los medios de comunicación con un discurso del representante de la FA Italiana Umberto Marzocchi. Marzocchi tenía una trayectoria impresionante: participante en el bienio rojo (1919-1920), combatiente antifascista en los Arditi del Popolo, miliciano de la columna Ascaso en 1936 y miembro de la Legión Extranjera y del maquis durante la invasión nazi. Comienza [audio] recordando los acontecimientos de los últimos meses, los del «mayo rojo» en Francia, donde los anarquistas no fueron de ningún modo espectadores, sino protagonistas con la juventud estudiantil libertaria. Después pasa a una cuestión más polémica defendiendo la necesidad de combatir todo dogmatismo ideológico, cualquiera que sea su procedencia, de Moscú, de Pekín, de Cuba. Por último recomienda la organización de grupos de estudio para poder enfrentar los problemas esenciales en su origen, problemas particulares de cada circunstancia social.

Le sigue el discurso del veterano anarcosindicalista y antimarxista convencido Maurice Joyeux, de la FA francófona. Joyeux, venía siendo director y colaborador de la prensa de la FA, los periódicos Le Libertaire primero y Monde Libertaire después, lo que le llevó a varios procesos penales. Con los miembros de ORA ha sido el principal valedor del congreso.

Daniel Cohn-Bendit y Alfonso Failla

Por la tarde la sesión comenzó con un acto festivo [audio de la canción figli dell’oficina] y la intervención por la FA Italiana de Alfonso Failla, ex-combatiente antifascista y protagonista de las luchas obreras de los años 50 en Carrara, época en la que participó en la organización anarco-comunista GAAP. Hace un repaso de las luchas de los trabajadores de Carrara con las que se llegó a conseguir en 1906 la jornada de 6 horas [audio]. Le sigue Georges Balkanski, delegado de la UA de Bulgaria en el exilio, que ha sido uno de los impulsores del congreso. Las actividades anarquistas de Balkanski en los años 20 le llevaron a sufrir un atentado por parte de los monárquicos. En la 2ª Guerra Mundial acaba en prisión y posteriormente en un campo de concentración. En la post-guerra es encarcelado por el naciente estado soviético, consiguiendo huir de su país. Muy rígido en sus posturas organizativas, su discurso hace una defensa de la participación de los anarquistas en las luchas obreras [audio]:

Desde esta perspectiva, los libertarios tienen el deber de ser los militantes más activos del movimiento obrero. Esta obligación morales aún más imperativa para las organizaciones libertarias que estén formadas por asalariados obreros, técnicos o empleados.

Posteriormente participan delegados de Alemania y Masimichi Osawa de la FA Japonesa. Lo hace en inglés y es traducido al francés. Este último [audio], afirma:

Compañeros, he de confesar mi decepción por no haber en este Congreso nada más que hombres blancos, excepción hecha de los tres compañeros japoneses. Como sabéis, Europa no es el único centro de la revolución mundial: Asia, África, América Latina desarrollan nuevas fuerzas que inciden fuertemente en el proceso revolucionario.

Guy Malouvier, 1968

Después toma la palabra, en nombre de la comisión preparatoria, Guy Malouvier. Es un joven de 30 años que ha adoptado posturas anarco-comunistas y es la cara más visible de la tendencia ORA. Deja claro el objetivo del encuentro [audio].

Este Congreso, desde el comienzo de su preparación, ha anhelado ser el de la reorganización del movimiento anarquista internacional. Se trata, pues, de concretar las aspiraciones precisas de realizar esa coordinación necesaria para la supervivencia de nuestro movimiento anarquista, más que teorizar.

E intenta zanjar la polémica de las invitaciones y los vetos.

Tenemos que precisar otra cuestión, y no hemos dejado de hacerlo en distintas ocasiones, es decir que el Congreso de Carrara no es un congreso anarquista mundial, sino un congreso internacional de federaciones anarquistas, acordes entre sí en la necesidad de reorganizar internacionalmente nuestro movimiento, que han decidido reunirse en Carrara con el fin de  cumplir con este objetivo.

Nunca hemos pretendido representar al movimiento libertario en su conjunto, en la totalidad de sus tendencias, y es ridículo y deshonesto afirmarlo.

Jean-Jacques Lebel, delegado de la sección suiza, en Mayo del 68

Las secciones británica y suiza, empiezan a agitar la reunión

Es entonces cuando pide la palabra Stuart Christie, delegado de la FA Británica. Comienza echando un rapapolvo por la cuestión de las invitaciones:

Observamos que el espíritu en que éste Congreso fue convocado no es el verdadero espiritu del anarquismo. Hemos notado con amargura que algunos de los más activos grupos anarquistas y organizaciones no se hallan representadas, como por ejemplo las JJ.LL, Noir et Rouge, y el grupo 22 de marzo y la F. Local de París. No obstante proponemos que este Congreso se declare abierto a todos los observadores de todas las organizaciones y grupos anarquistas, sean o no afiliados a las “federaciones naciónales”.

Y continúa oponiéndose a la creación de la internacional y atacando a quienes habían sido más tajantes en la necesidad de las exclusiones:

El movimiento inglés considera como esencial que el movimiento internacional se constituya sobre raíces sólidas, por lo que la primera tarea de cada organización y de cada grupo ha de ser la de reforzarse por sí mismo. Creemos que las organizadones ficticias, como algunas de las que se hallan hoy aqui representadas, inventadas para dar realce al Congreso, son totalmente inútiles. Son incluso extremamente perjudiciales. Un ejemplo lo da la F.A.Ibérica, representada por la ex-ministra Federica Montseny, y otro ejemplo es el de la llamada Federación Búlgara, representada por Balkansky.

Parece que a pesar de la provocación, que conviene recordar, se hace en presencia de la prensa, de momento no hay reacción alguna por parte de las federaciones aludidas. Es entonces cuando Marzocchi pide aprobar una moción condenando la agresión en Checoslovaquia (por parte de la URSS) y Vietnam (por parte de los EEUU). Christie vuelve a tomar la palabra y se manifiesta en contra de una moción sobre un tema en el que no se tiene ninguna fuerza para intervenir. Es entonces cuando Balkanski no se puede contener más, baja corriendo del estrado y se enfrenta a Christie gritándole «provocador, fascista,». La moción se aprueba con los votos favorables de las secciones francesa, italiana, española y búlgara y las abstenciones de las secciones suíza, alemana, holandesa y británica que se posicionaban así como disidentes.

Jean-Jacques Lebel hablando con Mario Margheritina, de la FA Italiana. Foto: Interfotoflash press

A partir de aquí los relatos no se ponen de acuerdo con el orden ni las fechas. Las sesiones abiertas duran dos días, sábado 31 de agosto y domingo 1 de septiembre.  Jean-Jacques Lebel acude como delegado de la Federación Suiza Libertaria Suiza. Tiene 32 años y es un artista conceptual de fama internacional, pionero del happening en Europa. Su arte tiene un fuerte componente político y ha participado en el Movimiento 22 de Marzo. Cuando le toca a hablar, en principio rechaza sentarse en la tribuna. —Unos tienen su judío o su negro y éstos quieren tener su joven. Su discurso es un resumen, punto por punto, de las divergencias que tienen los espontaneístas con los organizadores del congreso [audio]:

El imperialismo es el resultado del sistema estatal.

El imperialismo soviético es el resultado directo del capitalismo de Estado.

La condena de la intervención imperialista soviética en Praga no tiene sentido para nosotros si no es una condena global y absoluta de todo imperialismo.[…]

La insurrección de mayo no la hizo una organización específica; por el contrario fue el ejemplo perfecto de la espontaneidad de las masas, en cuya liberación los distintos movimientos revolucionarios y en particular los libertarios desempeñaron un papel fundamental […].

La peor cosa que podría acontecer al anarquismo es que se convirtiera en una institución.[…] Esta ruptura deberá situarse en el juego de la acción y no en el lenguaje. Son estas,a grandes rasgos, la huelga general, los consejos obreros, la autogestión.[…]

Daniel Cohn-Bendit en el centro. Foto: Interfotoflash press

Cohn-Bendit entra en escena

El siguiente incidente, el más comentado, probablemente ocurrió el sábado por la tarde. Domingo Rojas es delegado de la FA de México. Miembro de la CNT desde

Domingo Rojas en el Congreso

1914, a la que entró con 14 años, se exilió en París durante la dictadura de Primo de Rivera. Participa en la revolución social de 1936 y huye a Francia y posteriormente a latinoamérica. Vive de 1940 a 1942 en Cuba donde se relaciona con el movimiento libertario de la isla. Posteriormente se exilia en México y participa del grupo Tierra y Libertad y del periódico del mismo nombre. La FAM es partidaria de no vetar a nadie y cuando llega a Europa Rojas realiza alguna gestión en ese sentido, sin éxito. Domingo lee una comunicación del Movimiento Libertario Cubano en el Exilio (MCLE).

El escrito leído por Rojas [audio, se oye el follón] ataca fuertemente la evolución de la revolución castrista . En particular afirma que hay menos libertad en Cuba, os lo aseguro, que en cualquier país de Europa. Se oye por parte de jóvenes abucheos y vivas a Castro en dos ocasiones, son respondidos por gritos contra los bolcheviques y vivas a Makhno. Failla invita a expresarse a los jóvenes y Cohn-Bendit grita desde la platea en la que se encuentra «¡Los anarquistas cubanos están pagados por la CIA!». Cohn-Bendit y sus acompañantes abandonan el teatro para volver a entrar en él después.

Richard Pérez y Maurice Joyeux (Congreso de Carrara, 1968)

Se sube al estrado para participar en la polémica Maurice Joyeux [audio]. Relata la gran contribución que ha hecho la juventud anarquista a los hechos de mayo en París y como —Ahora hay una pandilla de intelectuales, estimados en las universidades, que merodean alrededor del movimiento libertario como las putas en torno a los bares. Ante esto Cohn-Bendit grita —¡Vivan las putas!.

Cohn-Bendit acepta la invitación y sube al estrado de oradores [audio]. Ratifica que su afirmación de que el MCLE de Miami está pagado por la CIA, y añade que los verdaderos anarquistas están en Cuba luchando contra Castro. Continúa exponiendo su concepto de movimiento revolucionario:

Nosotros no hablamos de justificar el bolchevismo; al contrario, nosotros lo hemos condenado en la acción. […] los países de Europa son países capitalistas donde la libertad no existe, y en Cuba tampoco. […] Rechazamos el Este, rechazamos el Oeste y nunca colaboraremos. Si eso significa que efectivamente nosotros somos putas, que efectivamente no somos puros, Maurice, lo siento.

[…] hemos de dejar el falso dilema anarquistas o marxistas y plantear el dilema: revolucionarios o no. Efectivamente, durante la Revolución rusa los bolcheviques eran contrarrevolucionarios y, por lo tanto, nosotros los condenamos. Pero eso no quiere decir que nosotros condenemos a todos los marxistas,

Reacciones a las contestaciones de los franceses. Abajo en el centro, Amedeo Bertolo.

[…] El movimiento revolucionario tiene que basarse en la autogestión, en los consejos obreros, como ya se dijo aquí, en el rechazo de la dirección, tanto si la ejerce un partido comunista como si lo hace una federación anarquista.

[…] Nuestro concepto de revolución es tal, que las formas de organización que nosotros adoptamos han de ser de cada momento y nunca estar en oposición a nuestros proyectos revolucionarios. Eso significa que nosotros nunca sacrificaremos ni un minuto de nuestra vida por la revolución, porque vivir en la revolución cuando la revolución es cotidiana impregna nuestra vida cotidianamente. Es decir, que en todo momento se intenta encontrar formas de vida que aunque no sean formas de socialismo, están en contraste total con la política de nuestra sociedad.

Y la vida cotidiana, la manera de vivir, la manera de amar, la manera de hacer el amor y de no hacer el amor, la manera de tomar píldoras y de no tomar píldoras, es también hacer la revolución porque esto no significa nada.[…]

En el informe publicado en la revista Freedom se asegura que en ese momento, Christie pregunta a los asistentes si alguien puede condenar a Cohn-Bendit en nombre de la pureza por asociarse con grupos marxistas revolucionarios para luchar contra el capitalismo cuando Montseny se asoció con el Partido Comunista, izquierdistas, católicos y quien fuera para ayudar al capitalismo a machacar a los trabajadores.

Cohn-Bendit sale de escena

Contrariamente a lo ocurrido cuando hablaron los delegados del Congreso, el auditorio escuchó el discurso de Cohn-Bendit en un silencio absoluto. Al terminar de hablar Cohn Bendit abandonó la sala llevando detrás suyo el grupito de sus amigos y gritando —Vous êtes des anciens combatants(¡Ustedes son unos viejos combatientes!).

La encargada de responder a Cohn-Bendit es Federica Montseny [audio]. En lugar de enfrentarse directamente, argumenta con concesdencia, que sus posturas se curan con la edad y la experiencia:

[…] He de decir que muchas de las ideas expuestas por Cohn-Bendit se corresponden perfectamente con la ética anarquista; y yo pensaba igual que él, cuando tenía veinte o treinta años. Fue después de los hechos de la Revolución española, cuando llegué a la conclusión de que para ser más eficaces, con mayores posibilidades de realización de nuestras ideas, había que pasar a organizar el movimiento anarquista.

El anarquismo, organizado o no organizado, siempre será un ideal abierto a toda experimentación, en que toda tendencia, todo punto de vista, toda interpretación individual tienen el derecho a existir y también el deber de pronunciarse.

Comienza el congreso en sí. Las secciones inglesa y suíza lo abandonan

La provocación de Cohn-Bendit escandalizó, al menos con el tiempo, hasta a quién le había dado cobertura. Stuart Christie afirma en sus memorias:

La única nota discordante que conocí personalmente fue la salvaje acusación de Daniel Cohn-Bendit al Movimiento Libertario Cubano en el Exilio (MLCE), de ser fundado por la CIA. No tenía ninguna prueba para sus acusaciones, que sólo sirvieron para los intereses del régimen de Castro para minar la credibilidad del genuino movimiento anarquista cubano en el exilio.

Las calles siguen animadas, según relatos como el de Mariella Righini que ha acudido a cubrir el congreso animada por Cohn-Bendit y cuya crónica será publicada en Le  Nouvel Observateur y replicada en España por Triunfo. Las canciones en la calle, los mítines, los comportamientos más provocadores siguen siendo recibidos por la población carraresa con naturalidad e incluso indiferencia. La discusión del teatro se replica de forma apasionada en la calle por grupos de anarquistas de distintas edades y procedencias observados de cerca por la prensa. Un viejo alemán le espeta a Cohn-Bendit —A tu edad todos hemos gastado las mismas bromas, hijo. Resultado: Mussolini, Hitler…

Los dos primeros días han sido una sucesión de discursos (y discusiones) de cara a la prensa. El orden del día del congreso empieza a tratarse a puerta cerrada el lunes 2 de septiembre por la mañana. Rápidamente el delegado británico pide la palabra y afirma que abandona el congreso debido a la ausencia de los elementos más dinámicos del movimiento. Un delegado suízo hace lo mismo y un segundo delegado suízo lee un escrito de Noir et Rouge:

Federica Montseny en un mitin.

A nuestro juicio la Internacional Anarquista habria de ser una de las corrientes del movimiento revolucionario mundial. […] Nosotros nos organizamos sobre la base de la unidad de acción y no sobre bases geográficas.

Es por lo que condenamos la noción de movimiento nacional en el exilio, que de inmediato resulta incapaz para poder participar en la lucha de clases del pais de adopción. Observamos que se excluyó aquí a compañeros considerados no organizados, pero sí se declaran federación y se acepta al cubano de Miami pro-yanqui o a antiguas ministras como Montseny.

[…] En tanto que anarquistas nos declaramos solidarios de la acción de la FIJL en España, de los compañeros ingleses actuantes en los movimientos de base, de la propaganda por el hecho y de la acción directa que se manifiesta esparcida por el mundo.

[…] Es por esta razón que preferimos trabajar en acuerdo con centenares de revolucionarios que, sin llevar la etiqueta de anarquistas lo son para nosotros mucho mas que ciertos burócratas […]

Desarrollo del congreso

Mario Mantovani, director de Umanità Nova presentó el congeso a los medios de comunicación.

A partir de entonces, sin elementos discordantes, el orden del día se trata con agilidad. El congreso es tan fluído que termina el miércoles 5 de septiembre en lugar de, como se esperaba, el domingo 8. Los acuerdos tomados abordan generalidades, son sucintos y no tienen gran profundidad. Tratan el movimiento obrero, el imperialismo, y problemas esenciales de la época: la juventud, la lucha contra la guerra, contra el hambre en el mundo, contra las dictaduras, el racismo, etc. Sólo se entra en detalle para tratar La organización de la economía en una sociedad anarquista o durante la etapa de transición revolucionaria hacia la anarquía [audio] (cuestión por otra parte difícil de concretar). El acuerdo más extenso, con diferencia, está dedicado a condenar el marxismo-leninismo en general y su puesta en práctica en Rusia, Yugoslavia, China, Cuba y España en particular.

Uno de los objetivos del congreso es crear la Internacional de Federaciones Anarquistas (IFA) y así se hace. Por una parte se acuerdan Las bases ideológicas, tácticas y organizacionales de la Internacional de Federaciones Anarquistas, que son seis sucintos párrafos en los que se reconoce cierta dificultad para delinear la lucha de clases y establecer estrategias apropiadas:

Cara a cara de Daniel Cohn-Bendit y Alfonso Failla

El aumento del nivel de vida de los trabajadores en las sociedades de consumo ha creado entre los hombres nuevas diferencias. El salario hoy no es mas que una línea de demarcación evidente entre las clases. Las condiciones económicas en las cuales los hombres viven en las sociedades económicas materializadas, no son ya factor esencial o emocional aceptable, a partir de cuyo rechazo se puede edificar la anarquía.

Consciente de esta situación nueva, el Congreso pide a todas las Federaciones Anarquistas que estudien y ahonden en las estructuras económicas y sociales los nuevos conceptos que caracterizan a las clases, las relaciones nuevas entre el medio social y el hombre que lo determina y es determinado por él, para poder construir los elementos de una realidad económica moderna y elaborar una táctica apropiada.

Por otra se aprueba un sucinto Pacto Asociativo que básicamente consiste en crear un Comité de Relaciones y comprometerse a sostenerlo económicamente.

Por último se nombra el organismo de relaciones anarquistas internacionales encargado además de la publicación de un boletín de información y de orientación libertarias; este organismo comprenderá igualmente un Comité Internacional de solidaridad con los movimientos de exiliados de los países totalitarios, que recae en la FA francesa, más estrictamente en la tendencia pro-federación internacional, cuyo núcleo es la anarco-comunista ORA. [audio de fanfarria tocando L’Internationale]

Congreso paralelo

Los participantes de la FIJL y el Movimiento 22 de Marzo dejaron de asistir a las sesiones del Congreso después del primer día, en parte por la animadversión mostrada por algunas delegaciones, en parte por considerarlo una pérdida de tiempo.

Las calles de Carrara se poblaban de anarquistas venidos de distintas partes y de periodistas. La crónica de Le Monde del Congreso hace referencia a que el otro congreso se ha desarrollado en la calle, según  los  procedimientos  rejuvenecidos  en  Nanterre,  popularizados por el Mayo de la «contestación».

Giuseppe Pinelli

En realidad, según Stuart Christie, los grupos e individualidades orientados a la acción mantiene un congreso paralelo en la playa.

Para nosotros lo más interesante tuvo lugar en la playa de Marina di Carrara, donde nos habíamos instalado en una urbanización de chalets muy básica, ignorando la mayor parte de lo que pasaba en la avenida principal, el Teatro degli Animosi, en Carrara nuestra base playera se convirtió en un mini-congreso de grupos e individualidades orientados a la acción, discusiones regadas con frascatis y cantos que se prolongaban hasta bien entrada la noche sobre cómo podíamos transformar el mundo de lo que era a lo que podía ser.

Amedeo Bertolo y Antonella Frediani en un palco durante el congreso

Stuart Christie valora la gran ocasión que significaron estas reuniones.

Fue en Carrara donde realmente despegó la idea de relanzar la Cruz negra Anarquista como una red internacional de apoyo y solidaridad con presos, así como de investigación.

En Carrara mantuve largas conversaciones con tres compañeros del grupo anarquista Ponte della Ghisolfa de Milan que mostraron un interés particular en crear un grupo de la Cruz Negra Anarquista en Italia: Amedeo BertoloUmberto del Grande y Giuseppe Pinelli.

Efectivamente, el grupo relanza la Cruz Negra Anarquista en Italia volcándose en el apoyo a los presos libertarios en España. A pesar de estar los dos primeros en la veintena, no son unos advenedizos. Amedeo tiene relación con la FIJL desde hace tiempo, en 1962, con otros jóvenes anarquistas milaneses, secuestró al vicecónsul de España Don Isu Elías, para evitar la pena de muerte de tres jóvenes libertarios españoles. Giuseppe Pinelli va a cumplir por entonces 40 años. Fue partisano contra el fascismo, su arresto y asesinato en un interrogatorio policial con el motivo del atentado de falsa bandera en Piazza Fontana en 1969, hará que sus compañeros, y el anarquismo italiano en general, se vuelquen en labores de denuncia y antirepresivas.

Después del Congreso

La prensa internacional se hizo eco del Congreso, pero no fue la gran publicidad para el anarquismo organizado que se esperaba. En la editorial del nº 2 del boletín El Luchador afirma que «los diferentes canales de televisión y una buena parte del periodismo que allí asistieron, nos han ridiculizado». La revista Time subraya que los viejos anarquistas tienen predilección por los tirantes, así que titula su artículo Revolutionaries in Suspenders. Pero suspender puede significar tirante o suspensorio. Ese es el nivel. Incluso los periodistas más afines a la izquierda se centraron en las boutades de Cohn-Bendit o cuestiones anecdóticas.

La ORA aporta cinco miembros a los seis que tiene la CRIFA: Michel Cavalier, Robert Guillaume, Guy Malouvrier (Secretario General), Solange Núñez y Richard Pérez (Tesorero), el otro es Jean Roy. La FA Italiana edita un doble disco con estractos de lo más destacado de las intervenciones del congreso.

En la Fédération Anarchiste francesa sigue habiendo distintas posturas respecto la IFA. En noviembre de 1968 tiene lugar un Congreso en Marsella donde se determina que no forma parte de la internacional. Sin impedir a los grupos o a los militantes que asi lo deseen el estar al corriente de sus actividades, e incluso de participar en ellas. La ORA es acusada de faccionalismo y sale del congreso cantando L’Internationale. Rolf Dupuy, miembro de ORA, reconoce con el paso del tiempo que sin pretender crear una organización paralela, aprovecharon su posición en la CRIFA para divulgar sus posturas y contactar con grupos afines en otras partes del mundo.

Se construyeron varias ORA, a veces sin ninguna intervención de nuestra parte, pero generalmente con el referente de la ORA francesa: en Inglaterra, Dinamarca, Italia, Alemania e incluso en Argentina, unos meses antes del golpe de Estado, se crea la red clandestina Resistencia Libertaria.

Freedom de 21 de septiembre de 1968, donde está el informe de la delegación de la AFB.

También utilizan el cargo para continuar con las disputas entre corrientes. Por ejemplo, tras recibir la CRIFA un número de Esfuerzo (Boletín Interno de la FL de París) Malouvier como secretario responde en términos muy hostiles, afirmando que los artículos están escritos por algunos valientes anónimos cuyo páncreas repleto se libera sin recurrir al agua de Vichy, que la revista constituye un interesante documento psiquiatra: un sublime complejo de frustración y que tienen otras cosas que hacer en lugar de perder nuestro tiempo con viejos paranoicos o con crápulas de encrucijada. Lo que es reproducido con alborozo en el siguiente boletín de Esfuerzo.

En 1971, se celebra un Congreso de la IFA en París, la ORA había abandonado la Secretaría General, que había asumido Umberto Marzocchi por la FA Italiana. Para entonces la ORA es de facto una organización independiente. La Fédération Anarchiste decide ser la sección francesa de la Internacional mientras que la ORA crea la suya de línea anarco-comunista. En el seno de la ORA el grupo impulsor se ha renovado completamente por una nueva generación de militantes y no tendrá mucho recorrido. Con el paso de los años y de distintas organizaciones, esta tendencia cristalizará en 1991 en Alternative Libertaire.

La Anarchist Federation of Britain celebra una conferencia los días 21 y 22 de septiembre en Liverpool con más de 60 delegados de unos 35 grupos. El delegado al Congreso de Carrara apenas informa sobre el mismo debido a que ya lo había hecho a través del periódico Freedom. La conferencia se centra en críticas a Freedom por burocráticos, discutir si se participa o no en la manifestación de la Campaña de Solidaridad con Vietnam (se decidió que no por 21 votos contra 12 e incluso se aprobó una petición para que los grupos anarquistas no llevaran pancartas), y se terminó con una fuerte discusión entre aquellos grupos partidarios de que los anarquistas entraran en los sindicatos y los que se oponían a ello. A pesar de que Stuart Christie afirma en sus memorias que la AFB desaparece tras el congreso de Carrara, una lista de grupos aparece en el periódico Freedom hasta 1972, indicando el grupo encargado de confeccionar el Boletín Interno.

En Italia la FAI se mantiene y publica el veterano semanario Umanitá Nova. También continúa la Gruppi di Iniziativa Anarchica (GIA), como una pequeña federación de grupos, nutrida sobre todo de veteranos anarco-individualistas de orientación pacifista, naturista y similares. La escisión del 67 proveniente de los grupos juveniles forma Gruppi Anarchici Federati (GAF, donde milita Amedeo Bertolo), enraizados sobre todo en Milán y publicará A Rivista Anarchica. A principios de los 70 aparece en la FAI una corriente anarco-comunista que acaba conformando el Área Comunista Libertaria. Pero lo más importante es que a partir de 1968 se abre un periodo de fuertes luchas autónomas influídas en parte por las teorías marxistas del operaísmo. El otoño caliente de 1969 finaliza con el asesinato de Pinelli y da paso a los anni di piombo que abarcan prácticamente toda la década de los 70. Es este el contexto donde se mueve el anarquismo italiano, al que llega una oleada de juventud, gran parte de la cual pasa por la FAI para participar luego en el movimiento autónomo.

Es interesante como mayo del 68 genera un proceso de autocrítica en la FIJL. En su seno se pone en cuestión el hecho de firmar las acciones, pues puede llevar a que estas se realicen para el autobombo y no por que tengan un sentido intrínseco. También se reflexiona sobre la dualidad de perfiles miltantes existentes. Por motivos de seguridad hay especialistas en realizar las acciones y otros que les sirven de apoyo,… en definitiva, se pone en solfa el propio hecho de la actividad conspirativa. Esto le lleva a su desaparición, pero sus miembros siguen activos, como en algunos casos es bien conocido. Mayo del 68 y la FIJL abren en España las puertas a un anarquismo de nuevo cuño, como atestigua la “Primera Reunión Coordinadora de Grupos Autónomos Anarquistas y Libertarios del Interior” llevada a cabo en 1971, con la presencia de grupos de Cataluña, Valencia y Madrid.

Conclusiones

En un reciente (2012) artículo de A-Rivista Anarchica, Massimo Varengo hace una lectura netamente positiva:

No hay duda de que el congreso internacional de Carrara representó un punto de inflexión entre varias formas de entender la experiencia anarquista, la práctica organizacional, la presencia muy libertaria en la sociedad. Después de eso, nada será como antes, y no tanto por lo que el Congreso ha expresado, sino por lo que ha destacado, hecho tangible, dando a conocer sobre todo a los jóvenes militantes que participaron (y para los muchos otros que no pueden serlo). referido) de la dimensión internacional del anarquismo, de constituir una comunidad mundial que posee valores que, para estar en plena armonía con los movimientos de aquellos años, tuvieron que ser renovados y problematizados, incluso en relación a experiencias previas.

Es innegable que a finales de los años 60 las ideas libertarias se revitalizaron y encontraron una creciente simpatía en las generaciones más jóvenes, en el mundo de la escuela y la cultura.

En cambio Ariel Gransac y Octavio Alberola (1975) encuentran más sombras que luces:

El congreso terminó sin ningún resultado positivo para la anarquía. En un lado quedaron los defensores de la tradición organizada y en el otro los de la rebelión renovada por cada generación. En  lo  que  al  anarquismo  español  se  refiere,  este  congreso  ahondó  la escisión que existía de hecho en el seno del MLE. […] Como  si  los  jóvenes  libertarios  españoles no tuvieran bastantes problemas con la clandestinidad y la represión que pesaba sobre ellos.

Pero cada cual que saque las suyas.

Bibliografía consultada

Alberola, Octavio y Gransac Ariane. El anarquismo español y la acción revolucionaria 1961-1974.

Aldebarán, Juan. El anarquismo de Bakunin a Cohn Bendit. Triunfo 330.

Dupuy, Rolf et Malouvier, Guy. Dossier 68 : «Chacun de ces mots comptait : organisation ; révolutionnaire ; anarchiste».

Cavallier, Michel. Á Carrare: Una Politique de Présence et d’OuvertureL’Insurgé Journal de l’ORA nº 9, 15 de octubre de 1968.

Christie, Stuart. Edward Heath Made me angry: the christie file, part 3, 1967-1975 (The later memoirs of a ‘baby-boomer’)

Gurucharri, Salvador e Ibáñez. Insurgencia libertaria. Las Juventudes Libertarias en la lucha contra el franquismo.

Heath, Nick. The UK anarchist movement – Looking back and forward.

Fedeli, Ugo y Sacchetti, Giorgio (coords). Congressi e convegni della Federazione Anarchica Italiana. Atti e documenti (1944-1995). Centro Studi Libertari Camillo Di Sciullo)

Inghels, Nicolas. Le mouvement anarchiste en Belgique francophone de 1945 à 1970.

Righini, Mariella. Los Crespones de Carrara. Triunfo 329. Reportaje fotográfico de Interfotoflash press.

Varengo, Massimo. 1968/1977 un decennio davvero rivoluzionario. A-Rivista anarchica anno 42 n. 373 estate 2012

Zambrana, Joan. Ecos de “mayo del 68” en el resurgir libertario en España. CEDALL.

Sin autor conocido:

Anarchism: Revolutionaries in Suspenders. Time 13 septiembre 1968.

Bulletin interieur nº 5 de L’Union des Groupes Anarchistes-Communistes. Mayo de 1966. Circulaire du Mouvement anarchiste français à la CNTE.

Congreso Internacional Anarquista Carrara, Italia (Del 30 de agosto al 8 de septiembre de 1968). Edición cibernética.

Congreso Anarquista Internacional de Carrara. Traducción al castellano de la transcripción de las pistas de audio.

Ecos del Congreso de Carrara. Tierra y Libertad, número 312, enero de 1969, México.

El Luchador. Boletín Interno de la FL de GGAA de Toulouse (Francia). Números 1 – 4 (octubre 68 – enero 69).

Esfuerzo. Boletín Interno de la Comisión de Relaciones de París.

Freedom 29, 21 de septiembre 1968. The International Anarchist. Carrara 1968.  

Noir et Rouge n° 37, 41 y 42-43.

Bibliografía básica que no se ha podido consultar

Malouvier, Guy. 1968 : le congrès de Carrare – Création de l’Internationale des Fédérations anarchistes. Les Editions du Monde Libertaire

Zani, Roberto (coord). Alla prova del Sessantotto : l’anarchismo internazionale al congresso di Carrara.  Zero in Condotta con la colaboración del Archivio Storico della FAI y del Archivio Germinal di Carrara. Una reseña.

Boletín Interno de la F.A. Italiana donde entre otras cosas se recogen las actas del congreso.

London Federation of Anarchists Archives. IISH.

Artículos similares

Deja un comentario

AntispamWordPress CAPTCHA


Social Media Widget Powered by Acurax Web Development Company
Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On YoutubeVisit Us On Google PlusCheck Our FeedVisit Us On Instagram