splash
CNT-AIT Palencia
Federación local de Palencia

Ateneo Libertario “Eduardo de Guzmán”

Escrito por CNT Palencia el 17th Abril 2015

Desde CNT-AIT Palencia recordamos que ABRIMOS LOS VIERNES DE 18H A 20H habitalmente, EN VERANO Y EN FIESTAS NO TENEMOS APERTURAS FIJAS, nuestro local está en la calle Don Pelayo, 14 (local 6), en las Torretas del barrio del Ave María, en la ciudad de Palencia, C.P.: 34003, Provincia de Palencia (Regional Centro de CNT […]

 

Fraguas (Guadalajara) – RETIRADA INMEDIATA DE TODOS LOS CARGOS A LXS REPRESALIADXS EN FRAGUAS.

Escrito por CNT Palencia el 7th Mayo 2017

Una vez más, las diferentes instituciones administrativas, tanto estatales como de la propia JCCM (Junta de Comunidades de Castilla la Mancha), apuestan por el bloqueo y destrucción de cualquier proyecto comunitario, autogestionario y paralelo que no discurra por el habitual cauce del desarrollo mercantil, legislativo y dogmático. Sin embargo, éstas nos advierten cada cuatro años la intención de recuperar y fomentar el sector rural. Para dar cuenta de lo expuesto, nos tendremos que acercar hasta el antiguo municipio abandonado de Fraguas, en la sierra norte de Guadalajara, donde lxs actuales vecinxs llevan desde el año 2013, reconstruyendo con sus propios medios, las ruinas que el Estado dejó de herencia tras su abandono definitivo hacia finales de la década de los 60.

 De la historia pasada de Fraguas, no ahondaremos en imposibles archivos documentales para imaginárnoslo. Cuatro pinceladas con pigmentos vivos, son suficientes para pintar una colorida acuarela que defina un paisaje silvo-pastoral, cuasi bucólico, con colores tierra para las fachadas de sus casas, así como para sus alrededores, trazos austeros que definan las siluetas de sus habitantes, así como la sobria personalidad de los mismos…Debió de ser un pequeño pueblo, aun de menos vecinxs, que sus vidas discurrían integradas en el medio natural que les circundaba, con sus festejos y penurias, con sus hacenderas y obligaciones, no distinto a cualquier otro pueblo de la comarca, con su trazado viario, su iglesia, su plaza mayor, su fuente, el lavadero…

 Pero esta aparente normalidad se vio interrumpida a consecuencia del avasallamiento industrializador y esquilmador de Paco “el rana” durante más de la mitad de la dictadura. Que la economía de aquel sistema se basara en la agresiva e insostenible autarquía, sin más miramientos que la propia producción mediante la sobreexplotación de los recursos, del abandono (a veces voluntario otras tantas forzado) de la gente del entorno rural a las falanges urbanas, no saldría gratis.

 Todo despoblamiento conlleva a dos sendas angostas, y cada una de éstas a su vez a otras que no tienen salida posible alguna. La primera la ausencia de pobladorxs, que al no seguir interactuando sobre el medio, genera indirectamente consecuencias secundarias (sistemas agro-pecuarios perdidos, pérdida de variedades genéticas, extinción de razas ganaderas, pérdida del paisaje, así como de los acuíferos por falta de mantenimiento y por supuesto socialmente, la pérdida de la cultura e historia del municipio de las gentes que se autoorganizaban para decidir sobre lo que a ellxs les competía, sin más normas que las que surtían de sus propios acuerdos). Del otro lado, este espacio abandonado queda a merced de las instituciones, que con las mencionadas miras intensificadoras de la producción, reconstruyen el municipio justo al revés de lo que la voluntad y la lógica humana-natural desean (desaparición de los bosques autóctonos en detrimento de especies forestales foráneas más rentables, construcción de un vivero para semillar los pinos que posteriormente ocuparan las laderas del municipio, desaparición por tanto de los aprovechamientos comunales sostenibles a pequeña escala de leñas de roble, de pastos, de colmenas..).

  Hilando de nuevo con el recurso del símil pictórico, el paisaje que esbozó el franquismo, no era por tanto colorido. Más bien se esbozaba grisáceo con carboncillo en blanco y negro como el propio NO-DO. En donde hubo vida, había llegado la muerte, aunque trataran de dibujarla de distinta forma. Muerte no solo de lo natural, si no de lo social aun en mayor grado.

 Que la democracia posteriormente llegara con aires de libertad, no suponía precisamente el ejercicio de la misma. Muy al contrario, el actual nuevo sistema neo liberal, ha servido en el ámbito rural para depurar las políticas del anterior periodo a nivel productivista, pero ésta vez, con el objetivo de reglamentar y articular todas y cada una de las posibles acciones antrópicas que las personas pudieran ejercer sobre el medio. Toda la normativa que se aprueba, así como las subvenciones con inútiles fondos para regar el actual campo europeo, y las instituciones creadas al efecto con fondos públicos, se motivan en sus títulos preliminares con palabras bien sonantes creadas en el siglo XXI a tal efecto, por el llamado capitalismo verde (leyes para la conservación de la naturaleza, leyes para la biodiversidad, leyes para espacios naturales, leyes para la sostenibilidad ambiental, leyes en defensa del patrimonio histórico, ayudas al fomento del sector agropecuario, ayudas al evitar el despoblamiento, ayudas al sector ganadero…). Y que incongruencia resultará, que cuantos más artículos buscan la protección y conservación de la naturaleza, así como el desarrollo de las zonas rurales, más abandono y pérdida de estos espacios real, física y palpable…”in crescendo”. La administración se limita a regular y reprimir actuaciones que paradójicamente antes fomentaban el equilibrio social y natural en las zonas rurales, y que hoy día son sancionables por el mero echo de disponerlo la norma. La realidad es que si no hay una posible justificación económicamente viable para una empresa, no se realizan trabajos en el medio natural, cuando sin embargo antes se hacían sin más ánimo de lucro que el de sobrevivir.

 En el caso de Fraguas, la propia JCCM, es la actual “propietaria” (habría que dilucidar en que condiciones contractuales históricas) de las 1134 Has del monte de utilidad pública de Fraguas n.o277. No ha venido ejerciendo mejoras que busquen la recuperación de todos los “palabros bien sonantes” a los que ellxs mismxs abocan. Más bien, han descuidado por inacción, la totalidad del paisaje mono específico de pinos heredado del franquismo, no solo no recuperando los espacios con vegetación endémica, si no hasta el punto de que en el año 2014 se quemara la mayor parte de la masa forestal del monte, excepto las proximidades al casco urbano que protegieron precisamente lxs nuevxs vecinxs a los que hoy día quieren meter en la cárcel. Qué decir de la cesión del monte al Ministerio de Defensa durante los 90, para la práctica de maniobras militares, quienes terminaron por cierto de destruir las pocas casas que aun quedaban en pie.

 A Lalo, a Isa, a Isaac…, se les acusa desde la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente de la JCCM, a través de denuncias del SEPRONA y de Agentes Medioambientales, de usurpación del monte público (público y abandonado en su gestión), de delitos contra la ordenación del territorio (territorio que habrá que ver de qué manera la administración se adueñó del monte que nunca fue suyo, si no de lxs vecinxs de Fraguas), por residuos (los normales y provisionales que se generan mientras reconstruyen sus casas), por abandono de vehículos o estacionamiento de los mismos en verano (que vivan en el campo no quiere decir que no dispongan de coches en perfecto funcionamiento y que el casco urbano hoy día esté contemplado en catastro como rústico no es culpa de ellxs), por roturación de 2600m2 para un huerto (que lxs agentes denunciantes tengan que comprar la verdura en los supermercados, no quiere decir que éstas salgan de las bolsas de plástico)…y hasta la Confederación Hidrográfica les quería sancionar por recuperar el caudal natural para uso doméstico y de la fuente del pueblo, que venía del sistema de riego del antiguo vivero.

 Por todo ello piden penas de cárcel y sanciones que por supuesto no van a acatar y continuarán defendiéndose por tener la conciencia bien tranquila de no haber realizado ningún atentado ecológico contra el medio natural, ni delito alguno, al contrario, están reconstruyendo lo que las distintas administraciones dejaron morir y otras destruyeron, están reconquistando sus vidas en libertad.

Lxs nuevxs vecinxs, lxs nuevxs pobladorxs como se definen ellxs, vinieron precisamente de las ciudades en donde ya no es soportable a nivel humano el convivir ni el respirar gratamente, en donde es más difícil llevar a delante proyectos colectivos evadiéndote de las instituciones y contraproducentes normas. Quizás pensaron que en Fraguas encontrarían las libertades que todxs anhelamos constantemente pero que no nos atrevemos a apostar por ellas, a veces por miedo a la represión, otras por miedo a salirse del sistema socio- laboral. Pero cuando no tienes muchas más salidas para desarrollar una vida en plenitud, o las que se te plantean son escasas en principios y valores, te dejas llevar por lo más innato al ser humano, ejercer la libertad de elegir en dónde, con quién y de qué manera se van a desarrollar tus inquietudes bajo la autogestión, el asamblearismo, el respeto al medio y a lxs compañerxs. Ni más ni menos que tal y como aquella lámina de acuarela colorida describió la vida de lxs antiguxs vecinxs de Fraguas.

 CNT no se queda impasible ante los acosos a tener que abandonar los espacios comunes, que siendo de todxs, entendemos que en ellos se han de desarrollar proyectos de vida social y ecológicamente asumibles por el medio natural que les rodea, sin dejar huellas que marquen negativamente la presencia de la sociedad. Pedimos que las instituciones retiren todos los cargos sobre lxs vecinxs de Fraguas, que no han cometido alteración grave alguna sobre el medio, si no más bien tratan de reconstruir las ruinas y de aprovechar los recursos de lo que un día la administración expropió, mal gestionó y quien sabe si mañana no venderá a manos privadas cambiando sus normas. Tratan en definitiva de reconstruir sus propias vidas, vidas que les fueron expropiadas, mal gestionadas y mercantilizadas al capital, por el actual sistema de democracia neoliberal.

CNT EN LUCHA POR LA RETIRADA DE TODOS LOS CARGOS A LOS POBLADORES DE FRAGUAS.

Más información en:

http://guadalajara.cnt.es/index.php/novajoj/accion-social/1232-retirada-inmediata-de-todos-los-cargos-a-lxs-represaliadxs-en-fraguas

http://fraguasrevive.blogspot.com.es/

Artículos similares

Deja un comentario

AntispamWordPress CAPTCHA


Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On YoutubeVisit Us On Google PlusCheck Our Feed