splash
CNT-AIT Palencia
Federación local de Palencia

Ateneo Libertario “Eduardo de Guzmán”

Escrito por CNT-AIT Palencia el 17th Abril 2015

Desde CNT-AIT Palencia recordamos que ABRIMOS LOS VIERNES DE 18H A 20H habitalmente, EN VERANO Y EN FIESTAS NO TENEMOS APERTURAS FIJAS, nuestro local está en la calle Don Pelayo, 14 (local 6), en las Torretas del barrio del Ave María, en la ciudad de Palencia, C.P.: 34003, Provincia de Palencia (Regional Centro de CNT […]

 

CAMPAÑA: BECARIOS CNT

Escrito por CNT-AIT Palencia el 6th Febrero 2016

imagen_cnt_becarios

BASTA DE PRECARIEDAD LABORAL

REIVINDICACIONES
Actualmente, gran número de empresas e instituciones utilizan la fórmula del becariado para encubrir puestos de trabajo. ¿Por qué? Muy sencillo, porque de esta manera consiguen sacar la producción adelante con una mano de obra mucho más barata y manejable. El caso es ahorrarse retribuir a los y las trabajadoras como se merecen , en este caso becarias; y, además, privarnos de los derechos que nos corresponden por realizar el trabajo que estamos desempeñando.

Pero, exactamente, ¿cuáles son estos derechos?

En primer lugar, salarios superiores. Es característico que el becariado tenga jornadas semejantes a las de sus compañeros y compañeras (no hablemos ya de sus funciones) y, en cambio, perciba un salario mucho menor.

Derecho a bajas, días sueltos, reducción de horario… Nuestra vida no es sólo trabajar, pueden ocurrirnos infinidad de imprevistos tales como: accidentes yendo a nuestro trabajo, visita a familiares enfermos o fallecidos, embarazos… En el becariado no se reconocen estas situaciones, no hablemos ya de vacaciones pagadas a las que toda y todo trabajador tiene derecho.

Seguridad. Al no tener un contrato laboral regido por un convenio estamos completamente indefensos. La empresa o institución para la que estamos trabajando puede despedirnos en cualquier momento sin justificación ni mucho menos indemnización. Es decir, que si queremos mantener ese puesto más nos vale tener la boca cerrada y ser dóciles.

Cotización. Bajo esta fórmula la empresa consigue ahorrarse el cotizar a la seguridad social por el personal becario por lo que cuando estas personas sean despedidas no gozarán de ningún tipo de prestación por desempleo, dando lugar a situaciones de indefensión y marginación frente al sistema.

Igualdad ante el resto de compañeras/os. El becariado ocupa el lugar más bajo en la jerarquía, muchas veces subordinado a otros y otras trabajadoras que prefieren tener a un “chico” o “chica” de rango inferior supeditada a sus intereses, en lugar de a una compañera o compañero al que tratar como igual.

Con lo que ¿qué exigimos?

Contratación fija y directa.

ENCUBREN PUESTOS DE TRABAJO
En una situación de elevada tasa de paro, España se encuentra entre los países europeos con más personas empleadas bajo la fórmula de las becas. Además, las condiciones que padecemos aquí los y las becarias son aún peores que las del resto de países.

Las becas, bajo su pretendida apariencia de tener una finalidad formativa para el supuesto beneficiario, son, tanto en sus versiones en la administración como en las empresas privadas, una forma de encubrir puestos de trabajo. Puesto que los y las becarias realizan tareas equiparables a las del resto de trabajadores, queda evidenciado que son realmente una forma ilegal y precaria de contratación.

La proliferación de las becas como fórmula de contratación la padece la juventud que comienza a incorporarse al mundo laboral y se encuentra con que las posibilidades de trabajo digno no existen. Por tanto, se encuentra en la necesidad de aceptar este tipo de trabajos como única vía de desarrollo de su actividad profesional. Pero, por otro lado, la situación también la padece la totalidad de la clase trabajadora, ya que en definitiva, supone un recorte de derechos de una parte significativa de trabajadores. El hecho de que exista un colectivo con menos derechos y en una situación de indefensión, supone para el resto de trabajadores, una dificultad añadida para sus luchas y reivindicaciones.

En multitud de ocasiones la persona contratada bajo esta fórmula no recibe ningún tipo de salario; y en el caso de recibirlo, es totalmente insuficiente para cubrir las necesidades básicas. Aunque a primera vista el derecho a un salario digno es el fundamental detrimento de este tipo de contrataciones, no es el único: indefensión laboral, nulas o bajas cotizaciones, sin derecho a prestación por desempleo, sin derecho a vacaciones, sin derecho a bajas sanitarias, el empleador puede practicar el despido libre; en definitiva, no se reconoce la actividad laboral que desempeñan estas y estos trabajadores.

CONFLICTOS
Afrontar un conflicto dentro de la CNT-AIT implica tomar decisiones, comenzando por la primera y más importante: elegir entre organizarte con el resto de compañeros para procurar la negociación directa o utilizar la vía legal a través de la Justicia. Ambas pueden ser compatibles (de hecho lo son en la mayoría de los casos), pero si eliges solo seguir el segundo camino el resto de compañeras se desentenderán del proceso ya que no somos un sindicato de gestión.

Lo que nos diferencia del resto de sindicatos es el uso de la primera vía. En los conflictos sindicales que hemos mantenido en la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad de Alcalá de Henares, los y las compañeras implicadas decidieron que las acciones de presión y propaganda fuesen tomadas en asambleas que seguían la voluntad del afectado en todo momento. Es por ello que el resto de afiliadas se implicaron en el conflicto luchando como si fuese el suyo propio.

cartel_uahcnt

Usando este procedimiento conseguimos visibilizar la situación precaria de las becarias y dar a conocer la sentencia judicial favorable que reconocía que la Universidad era culpable de encubrir una relación laboral en forma de beca y, por lo tanto, la declaración del despido improcedente. Actualmente, tenemos un proceso abierto contra la Universidad de Alcalá por el que esperamos que el Tribunal Superior de Justicia reconozca que nuestro compañero era un trabajador de la Universidad ya que las tareas que desempeñaban eran indispensables para el funcionamiento del servicio, impropias de una beca de formación y, entre otras cosas más, estaban sujetas a un horario determinado. Mientras tanto tenemos por delante un trabajo constante con piquetes informativos en el que pretendemos señalar públicamente a los culpables, presión a través de canales comunicativos como internet y actos de movilización que demuestren que un becario afiliado a la CNT-AIT no se calla ni se resigna a aceptar la precariedad, sino que se organiza para cambiar su situación.

ORGANIZACIÓN
Situación actual:

ucm3

La situación de los trabajadores y en especial la de los trabajadores precarios es una situación de indefensión frente a la empresa. La posición de reemplazabilidad del trabajador (especialmente en tiempos de crisis, cuando hay una cantera interminable de potenciales trabajadores) y el control que tiene la empresa sobre nuestro sustento para vivir, le otorga la fuerza en cualquier tipo de negociación.

Como sabemos, a la hora de negociar con la empresa no es la lógica lo que se acaba imponiendo (sólo hay que echar un ojo a la cantidad de proyectos sin sentido que se han realizado); sino una serie de interses particulares y, en general, contrapuestos entre trabajador y empresa: ésta busca el aumento de los beneficios netos, mientras el trabajador busca un aumento de su calidad de vida en la empresa o un aumento de salario.

En esta lucha de intereses, normalmente, si gana uno, pierde el otro. Y en esto nos encontramos ahora mismo, siendo el trabajador el que está perdiendo las “negociaciones”, encontrándose cada vez con menos salario y menos derechos, mientras las empresas aumentan sus márgenes de beneficios y los dividendos para sus accionistas.

Nuestra solución:

La falta de fuerza del trabajador es algo estructural, en el sentido de que, por un lado, el trabajador es ahora una pieza más del sistema de producción, fácilmente reemplazable, incluso ahora en los puestos de alta cualificación, gracias al elevado paro; y, por otro, depende su sustento (y el de su familia) de la actividad que desarrolla.

No obstante, aunque un trabajador sea fácilmente reemplazable, no lo es así un grupo entero de trabajadores. Ciertamente, puede ser que no sea suficientemente grande o crítica nuestra actividad como para ganar suficiente fuerza y siempre está el miedo de represalias que nos priven de nuestro sustento. Para solucionar esto, la asociación con trabajadores de otras empresas es necesaria, de manera que la empresa vea multiplicados sus frentes; así como que en caso de represalias, no nos encontremos solos y podamos recibir el apoyo de nuestros compañeros. La historia nos ha demostrado que esto es más efectivo que las luchas parciales e individuales.

Somos anarcosindicalistas:

Eso sí, nuestra manera de trabajar es horizontal; es decir, somos los afiliados, mediante asambleas los que tomamos las decisiones y respetando siempre nuestro ámbito de actuación. Además, rechazamos las subvenciones, que nos atan económicamente; rechazamos a los liberados, que hacen del sindicalismo su trabajo y de su trabajo ni se acuerdan; y rechazamos a los comités de empresa, que separan del trabajador la actividad sindical; es decir, la lucha por ser respetados en nuestros puestos de trabajo, dejándola en manos de “sindicalistas profesionales” que deciden por nosotros la manera en que se debe hacer sindicalismo. La aceptación de este camino se ha probado y se puede ver a dónde llega, sólo hay que fijarse en la acción cotidiana de UGT, CCOO, etc.

Finalmente, somos anarquistas; es decir, vemos en la lucha cotidiana el camino y la preparación para poder llega a una sociedad libre, de iguales, y en que la toma de decisiones sea colectiva, respetando al individuo, libre de imposiciones y en la que todo el mundo viva bien. Pero para ello, será necesaria la colectivización de los medios de producción, cuya privacidad nos esclaviza veladamente mediante la necesidad del salario, y la gestión directa de los mismos por la sociedad, de modo que seamos todos los que decidamos qué consideramos importante producir y qué no.

estudiantes_cnt

MÁS INFORMACIÓN EN
http://becarios.cnt.es/

Artículos similares

Deja un comentario

AntispamWordPress CAPTCHA


Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On YoutubeVisit Us On Google PlusCheck Our Feed